¿Qué impacto tiene el viento sobre la carpa? – Frank Granados

El viento tiene un impacto directo en los hábitos de alimentación de la carpa. Es un arma de doble filo que puede tanto beneficiar como perjudicar al pescador por lo que vamos a estudiar las ventajas e inconvenientes así como las características principales.

Venga de donde venga siempre oxigena la superficie azotada del lago y es un aspecto que la carpa agradece. Un agua rica en O2 estimula a la carpa y alarga el período de alimentación.

Cuando las olas empujadas por el viento llegan a la orilla se hunden y regresan por el fondo del lago en sentido contrario, algo parecido a lo que conocemos como la resaca marina. De esta forma el olor de nuestros cebos recorrerá grandes distancias llamando la atención de las carpas. En los lagos en los que se produce la estratificación de las aguas, la termoclina es la encargada de redireccionar esta corriente de agua manteniéndola en el plano horizontal marcado por esta capa intermedia.

La corriente superficial producida por el viento arrastra nutrientes y pequeños insectos que forman parte de la dieta de las carpas. Por otro lado, la fuerza del viento también es muy importante, contra más fuerte sea más partículas arrastrará y más oxigenará el agua.

 

Como todos sabemos, estos ciprínidos son animales de sangre fría y regulan su temperatura ayudándose de lo que le ofrece su medio natural. Durante el invierno, si el viento sopla del norte o del este será frío, por lo que la corriente de agua que se produzca en la orilla donde mueran las olas enfriará el fondo del lago y la carpa huirá de esta zona o lo que es lo mismo, se situará en la orilla opuesta. Sin embargo, si el viento sopla dentro del intervalo sur – oeste será calido, proporcionando a la carpa una zona confortable y rica tanto en oxigeno como en alimento.

A finales de verano y principios de otoño, el oxigeno disuelto escasea enormemente por lo que las carpas se situarán en las orillas castigadas por el viento independientemente de la procedencia del aire.

Para conocer con antelación la dirección y velocidad del viento con cierto grado de exactitud nos podemos ayudar de las tablas proporcionadas por el portal de la agencia estatal de meteorología (AEMET*). En este ejemplo podemos comprobar que el miércoles y jueves habrá un fuerte viendo del oeste. Viernes y domingo también vendrá del oeste pero mucho más moderado.

Esta poderosa herramienta la podemos apoyar sobre la visualización por satélite (SIGPAC*) y nos ayudará a elegir las zonas más adecuadas para la sesión de pesca. En este otro ejemplo quedan marcadas con rojo las orillas afectadas por el viento de la anterior tabla. Teniendo en cuenta las reglas de oro vistas, optaremos por situarnos en las orillas castigadas por el viento sobre todo el miércoles y el jueves.

* Notas: Podemos encontrar ambos portales (SIGPAC y AEMET) en la sección de “Utilidades”.

Artículo escrito por Francisco Granados

A %d blogueros les gusta esto: